La joven arquitecta que soñaba con Nueva York

por | Sep 3, 2020 | Nueva York, viajes

new-york-skyline

En 2008 me enamoré de Nueva York. No se cómo ni por qué, pero simplemente sucedió.

¿Y por qué te cuento esto ahora?

Pues bien, porque hoy hace exactamente 5 años que me mudé a la Gran Manzana. Venía con la idea de quedarme un par de años, pero ya ves… ¡5 años! Aunque a veces tenga la sensación de que aún no ha pasado ni el primero.

Algunos me habéis preguntado por mi historia, por cómo llegué aquí y cómo conseguí quedarme. Esa es la razón de este post. Dicen que compartir es vivir, y si mi historia puede ayudar a una sola persona, ya habrá merecido la pena.

Mi primera cita con Nueva York

Como decía, todo empezó en 2008. Estaba acabando el Proyecto Fin de Carrera, y conseguí una beca para pasar un mes en Nueva York.

Fueron unas semanas increíbles, y aún recuerdo lo que lloré durante el viaje de vuelta a Barcelona.

A partir de ese momento, mi objetivo se convirtió en volver a la Gran Manzana, pero esta vez para quedarme. 

Consulta más artículos de Nueva York aquí

Me licencié como arquitecta, trabajé unos años diseñando espacio público, luego gestionando proyectos en empresas municipales, pero esa espinita seguía clavada…

Así, el día que cumplí los 30, decidí que no podía esperar más. Si no lo intentaba entonces, sabía que me iba a arrepentir el resto de mi vida.

En 2015 dejé mi plaza fija en la empresa donde trabajaba. Me lié la manta a la cabeza y me planté en Chicago. No conocía a nadie allí y no tenía ni idea de lo que iba a pasar, pero mi corazón me decía que era donde debía estar.

Breve idilio con Chicago

Vale, y ahora te estarás preguntando, ¿Pero no te habías enamorado de Nueva York? ¿Por qué te mudaste a Chicago?

Ok, touché! Voy a explicarme.

Siendo realista, era muy posible que mi aventura acabara siendo una breve escapada. Entonces, ¿por qué no explorar otra ciudad de Estados Unidos? Y claro, no podía ser otra que Chicago.

Hoy estoy convencida de que fue la mejor decisión que pude tomar.

Mi etapa en Chicago la resumiré de la siguiente manera: pasé el tiempo visitando arquitectura increíble, haciendo contactos, y conociendo a la gente más maravillosa de la ciudad.

Si hay una cosa por la que me considero muy afortunada, es por la gente que se cruzó en mi camino en Chicago. ¿Lo mejor de todo? Que hoy siguen estando en mi vida, sin duda.

chicago-skyline-hancock

Durante esos meses no paré ni un segundo, y gracias a eso y a mi pasión por la arquitectura [llamémosle Architectural Visits], aparecieron dos empresas interesadas en mi perfil. Lo más increíble fue que estaban ¡en Nueva York!

Reencuentro con la Gran Manzana

Fue volver a poner el pie en Nueva York y me sentí como en casa. Quiero pensar que ella también me había echado de menos ;).

Después de mi tiempo en Chicago, donde encontré algunas dificultades laborales, Nueva York me acogía con los brazos abiertos. Las dos empresas me querían en su equipo, y yo no podía dar crédito.

¿Casualidad? ¿Suerte? ¿O sería el destino? Pues no lo sé, pero el sueño que había perseguido durante tantos años empezaba a tomar forma, y yo me sentía en una nube. 

cherry-blossom-central-park

Al volver a Chicago, los días que me quedaban allí los pasé disfrutando de la ciudad y su arquitectura, de sus festivales de Blues y Jazz y, por supuesto, de su gente.

Chicago es increíble, y una de las mejores ciudades para recorrer si te interesa la arquitectura. Desde entonces intento visitar a mis amigos una vez al año, y además seguir descubriendo todo lo que ofrece esta maravillosa ciudad.

Mamá, me mudo a Nueva York

El 3 de septiembre de 2015 cogía un vuelo directo de Barcelona a Nueva York. Esta vez tampoco podía dejar de llorar, pero por lo mucho que iba a echar de menos a las personas que se quedaban en Barcelona.

El primer mes en Nueva York fue horrible. No conocía a nadie, no encontraba donde vivir, mi incorporación laboral no fue fácil… Todo parecía estar en mi contra, y mis altos niveles de estrés estaban afectando incluso a mi salud física.

Mi sueño se estaba convirtiendo en una verdadera pesadilla.

No te voy a engañar. Los inicios fueron muy duros.

Nueva York es espectacular, pero también puede ser devastadora. Una ciudad con más de 8 millones de habitantes, y yo me sentía completamente sola. Me preguntaba por qué estaba allí, por qué había dejado mi cómoda vida en Barcelona, por qué me había separado de mis seres queridos…

Fue entonces cuando, sin esperarlo, empecé a conocer a quienes serían mis ángeles en Nueva York. Personas que me tendieron la mano sin apenas conocerme y me ayudaron de manera altruista. Estaré eternamente agradecida.

El Sueño Americano y la Bauhaus

La reconciliación con Nueva York

A partir de ese momento, mi vida en Nueva York empezó a cambiar. Volvió a cruzarse gente maravillosa por mi camino, y la ciudad me ofrecía mucho más de lo que yo podía imaginar. Asistir a eventos exclusivos, colaboraciones con las mejores revistas de diseño, conocer en persona a arquitectos que había estudiado en la escuela…

Nueva York es una ciudad llena de oportunidades, donde cualquier cosa es posible. Solo hay que ir con los ojos bien abiertos y tener muy claras tus prioridades. No obstante, también hay que estar preparado para llevarse algunas decepciones.  

Todo eso es parte del encanto de la ciudad.

new-york-skyline

Mirando atrás, puedo decir que han sido los cinco años más intensos de toda mi vida. Ha habido momentos maravillosos, pero también durísimos. Aún así, no cambiaría ni una coma de todo lo que ha pasado, ya que es lo que me ha llevado a donde estoy hoy.

Todavía no sé hasta cuando estaré por la Gran Manzana, e incluso a veces me pregunto si seré capaz de abandonarla algún día. La buena noticia es que podré ser yo quien lo decida. 

¿Vienes a Nueva York y no quieres perderte la mejor arquitectura?

GUÍA DE ARQUITECTURA EN

NUEVA YORK 7+3

Si has llegado hasta aquí, estoy segura de que tú también tienes metas y sueños que te parecen inalcanzables. Solo espero que mi historia te anime a empezar a luchar por conseguirlos.  

Sin duda, si una cosa he aprendido de toda esta aventura, y que voy a recordar siempre, es lo siguiente:

Los sueños, si trabajas duro por ellos, se acaban cumpliendo.

Ahora te toca a ti compartir tus sueños y tus próximos retos. Si crees que te puedo ayudar en algo, o simplemente quieres saludar, me encantará recibir tu comentario.

Si prefieres, puedes dejar tu email para seguir en contacto y no perderte lo que está por venir.

Y ahora, sigamos hablando de arquitectura.

2 Comentarios

  1. Encarna

    Guapa me alegro muchísimo disfruta el momento y si tienes que volver lo harás llena de vivencias. Un beso 😘

    Responder
    • Helena

      ¡Mil gracias Encarna!! Eso es, al final las experiencias que vivimos es lo que nos llena de energía para seguir 🙂
      Me ha encantado tu comentario, GRACIAS!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Architectural Visits por el Mundo

architecture world map

helena-ariza-nyc

Helena Ariza | Arquitecta, apasionada de la fotografía y los viajes. Mi propósito es llevarte a conocer las mejores obras de arquitectura.

SUSCRÍBETE Y DESCARGA ↓

guia-arquitectura-nueva-york