LLOYD’S BUILDING. Diseño futurista en la City de Londres

lloyds-building-london-rogers-cara

Richard Rogers Partnership |

Londres, Inglaterra [1978-1986]


Como cada año durante estas fechas, en muchas ciudades del mundo se celebra uno de los festivales de Arquitectura más multitudinario y divertido. Me refiero al Open House, que esta vez nos llevó al espectacular Lloyd’s Building en la City de Londres.

En una de mis anteriores visitas, al IMO, os expliqué un poco de qué se trata el festival. Aquella visita fue posible gracias al 48h Open House BCN, que se celebra en octubre. Sin embargo, como éste no tiene lugar sólo en Barcelona, decidimos hacer las maletas y plantarnos en Londres. La idea era aprovechar al máximo el Open House London 2014, y fue así como pudimos recorrer el interior de algunos iconos de la Arquitectura que conforman el skyline de Londres.
Ésta es una manera interesante y diferente de hacer turismo, ya que es posible visitar edificios privados que normalmente vemos tan solo desde la calle. Eso sí, hay que ir preparado para hacer largas colas, y más aún cuando se trata de construcciones famosas como las que se encuentran en la City de Londres.


lloyds-building-london-rogers-exterior


De todas las visitas que traigo, quería empezar por algún edificio de cuyo arquitecto aún no hubiera mostrado ninguna obra. Sin embargo, no he podido resistir la tentación de volver a escribir sobre la arquitectura de Richard Rogers, que ya vimos en el post del Centre Pompidou. Esta vez visitaremos el Lloyd’s Building, un edificio increíble del cual sorprende tanto el exterior como el interior.


lloyds-building-london-rogers-room-up


Su historia comienza a mediados de los años 70, cuando el mayor mercado de seguros del mundo, Lloyd’s of London, decide sacar a concurso su nueva sede. En los últimos 50 años habían tenido que trasladar la Sala de negocios en dos ocasiones, con los inconvenientes que ello conlleva. Así, Lloyd’s quería un edificio que pudiera cumplir con sus necesidades durante varios años y que fuera capaz de sufrir ampliaciones y modificaciones futuras sin afectar la labor de la compañía.


lloyds-building-london-rogers-glass


De los doce grandes despachos de arquitectura invitados al concurso, fue el equipo de Rogers, Richard Rogers Partnership -RRP-, quien resultó ganador. Su propuesta se basaba en la colocación de los servicios en el perímetro exterior del edificio, de manera que el interior quedara totalmente libre. Las galerías situadas alrededor de un espacio central permiten que la Sala -la zona de trabajo- se pueda ampliar o reducir sin tener que interrumpir sus operaciones. Así, en el caso de necesitar el edificio trabajos de mantenimiento o ampliación, se accede a través de las torres de servicio situadas en el perímetro sin afectar el espacio de trabajo.


lloyds-building-london-rogers-plan


Esta propuesta, basada en una estrategia de futuro, fue la que convenció a la compañía, de manera que en 1981 se iniciaban las obras del Lloyd’s Building. Debido a los avances de las nuevas tecnologías, el diseño sufrió algunas alteraciones para adaptarse a los nuevos requerimientos del mercado. Finalmente, fue en 1986 cuando Lloyd’s of London abrió las puertas de su nuevo edificio, inaugurado por la Reina de Inglaterra.


lloyds-building-london-rogers-canopy


La espectacular estética futurista del Lloyd’s Building no deja indiferente a ningún transeúnte. Es inevitable alzar la vista hacia el cielo para contemplar las espectaculares torres de servicio y su fachada de vidrio y acero inoxidable, repleta de conductos. Sus ascensores, que se han convertido en pequeños miradores acristalados, captan la atención de los peatones mientras suben y bajan de una forma desordenada.


lloyds-building-london-rogers-lift


Todo parece estar ahí por casualidad, como si de añadidos posteriores se tratara, pero lo cierto es que todo cumple con su estricta función y está situado en el lugar adecuado. No cabe ninguna duda de que el Lloyd’s Building ejemplifica a la perfección el estilo High Tech en Gran Bretaña.

Como ya sabéis aquellos que seguís mis Architectural Visits, uno de los pioneros del High Tech fue el Centre Pompidou en Paris, obra del mismo Richard Rogers junto con Renzo Piano. En aquella visita hicimos un repaso por la historia del High Tech, vimos sus características y conocimos sus precursores. Si estáis interesados en este estilo tan peculiar o simplemente lo queréis recordar, os recomiendo que volváis a visitar el Centre Pompidou.


lloyds-building-london-rogers-ground


En el Lloyd’s Building volvemos a ver una fachada que no esconde sus entrañas, sino que más bien las muestra orgulloso. Seis torres de servicios, compuestas por diferentes elementos de acero inoxidable y coronadas por unas divertidas grúas azules destinadas a mantenimiento del edificio, rodean un bloque rectangular destinado a oficinas. Así, son estas torres las que confieren al edificio su provocativa apariencia, mostrando las escaleras de emergencia, los ascensores, las capsulas destinadas a los lavabos y todos los conductos de acero, sin emplear colores.


lloyds-building-london-rogers

lloyds-building-london-rogers-cranes


El núcleo central de oficinas queda en un segundo plano en fachada, con tubos y conductos que lo rodean cuando es necesario. La mayor parte del vidrio que se emplea es traslúcido, de manera que desde el exterior no se pueda ver la planta donde se lleva a cabo la actividad comercial, ya que es una operación estrictamente privada. Respetando esta exigencia no se renuncia al contacto con el exterior, así que se colocan líneas de vidrio transparente que permitan descansar la mirada dependiendo de cada planta. Las ventanas en fachada quedan separadas por unos parteluces de aluminio perforado, y algunas de ellas cuentan con un divertido conducto de ventilación en forma de cola de pez.


lloyds-building-london-rogers-pez

lloyds-building-london-rogers-insurance


A diferencia del Centre Pompidou, donde se empleó tan sólo metal para sustentar el edificio, la normativa contra incendios de la City de Londres provocó que el Lloyd’s Building acabara con una estructura de hormigón. Se trabajó mucho para conseguir un hormigón de muy alta calidad, ya que la esbeltez seguía siendo muy importante para el diseño. A juzgar por el resultado, podemos decir que fue todo un éxito.


lloyds-building-london-rogers-up


Son 28 los esbeltos pilares que sustentan toda la caja de oficinas, 20 de los cuales se encuentran vistos en el exterior del edificio. Éstos pasan desapercibidos entre todos los conductos verticales que recorren la fachada, además de no poder competir con las brillantes cajas de acero de los lavabos o las llamativas escaleras de emergencia.


lloyds-building-london-rogers-facade

lloyds-building-london-rogers-detail


El contemplar y fotografiar todo esto nos amenizó la espera para acceder al edificio, al que estaba deseando entrar. Y no es para menos, ya que llegado el momento entendí por qué el Lloyd’s Building quita el aliento a todo aquel que decide adentrarse en él.

Al pasar el control de seguridad y tomar la escalera mecánica que nos llevaría al interior, aparecimos en the Room –the Underwriting Room-, la espectacular sala principal que organiza todo el edificio. Os aseguro que éste es uno de los espacios interiores más increíbles que he pisado nunca. Con 60 metros de altura, este atrio central está cubierto por una enorme bóveda de cañón de vidrio, lo que permite que todo el espacio quede bañado por luz natural. Al verlo, es inevitable pensar en el Crystal Palace de Paxton, un espectacular edificio de fundición y vidrio que albergó la Gran Exposición de 1851 en Londres.


lloyds-building-london-rogers-palace


En el atrio central es donde encontramos los 8 pilares restantes de la estructura vertical, que mediante una losa de hormigón se conectan con los de fachada para sustentar todo el edificio. Estos pilares interiores acentúan la verticalidad de la sala y acompañan la mirada hasta llegar a la bóveda, dejando a un lado las plantas de oficinas.


lloyds-building-london-rogers-room

lloyds-building-london-rogers-floors


Como antes he comentado, todas las comunicaciones verticales -escaleras y ascensores- se hacen a través de las torres de servicios. Sin embargo, en el atrio central aparecen unas escaleras mecánicas que conectan los cuatro primeros niveles, donde los agentes de seguros se mueven. Estas escaleras muestran todos sus mecanismos en color amarillo, con lo que no sólo recuerdan que estamos en un edificio High Tech, sino que también aportan dinamismo a un espacio de trabajo realmente ajetreado.


lloyds-building-london-rogers-escalator


Justo enfrente de las escaleras mecánicas se encuentra la famosa campana Lutine, dentro de la tribuna diseñada por Sir Edwin Cooper para el antiguo edificio de la compañía de 1928. Tradicionalmente, ésta se ha hecho sonar para indicar buenas o malas noticias relacionadas con el mercado de seguros, pero hoy ya sólo se emplea para ocasiones ceremoniales.


lloyds-building-london-rogers-lutine-bell


A continuación nos condujeron a una torre de servicio, donde cogeríamos uno de los 12 ascensores de cristal con los que cuenta el Lloyd’s Building, los primeros de su estilo instalados en el Reino Unido. Gracias a las maravillosas vistas de la ciudad el trayecto se hace muy ameno, aparte de ser una experiencia muy recomendable para aquellos que disfrutamos de las alturas.


lloyds-building-london-rogers-leadenhall

lloyds-building-london-rogers-view

lloyds-building-london-rogers-interior


Una vez arriba, la galería 11 ofrece unas vistas estupendas. Casi a nivel de la bóveda, es posible echar la vista abajo y ver el gran atrio central desde arriba, rodeado por todas las galerías destinadas a oficinas. Desde aquí se ve la espectacular ventana que cierra uno de los lados de la bóveda, también de acero y vidrio, que facilita la entrada de luz al edificio.


lloyds-building-london-rogers-cristal


Es esta misma planta se encuentra the Adam Room, una sala que nada tiene que ver con el resto del edificio. Se trata de un salón comedor diseñado en 1763 que se instaló en el antiguo edificio Lloyd’s de 1958, y que se reubicó en el edificio actual para albergar reuniones y cenas. La verdad es que no deja de sorprender entrar de repente en una sala como ésta, pero no tenemos que olvidar que éste es el octavo de los edificios que ha ocupado Lloyd’s of London. De hecho, el nuevo edificio ha tenido que incluir parte del legado que tenía, incorporando la antigua biblioteca y la fachada del antiguo edificio.


lloyds-building-london-rogers-classic


En la galería 11 se presenta una detallada maqueta de todo el edificio, la cual es perfecta para tener una imagen global del conjunto.


lloyds-building-london-rogers-miniature


Para acabar, es importante decir que Richard Rogers Partnership ya tuvo muy en cuenta el impacto que el Lloyd’s Building podía generar sobre el medio ambiente, así que incluyeron en el propio diseño características enfocadas a la eficiencia energética.

Además de haber recibido el edificio varios premios, la gran flexibilidad de diseño y su innovación arquitectónica lo llevaron a formar parte de la lista de monumentos catalogados con el máximo nivel -grado I- en 2011.

No cabe duda de que el Lloyd’s Building forma parte de los grandes iconos de la arquitectura del siglo XX. Rodeado de importantes y modernos rascacielos, este edificio ubicado en la City de Londres tiene ese aire atemporal que lo convierte en único. Si algún día tenéis la ocasión, no dudéis en comprobarlo por vosotros mismos.


lloyds-building-london-rogers-ariza

2 thoughts on “LLOYD’S BUILDING. Diseño futurista en la City de Londres

  1. Hola, ¿podría decirme un poco lo que era la solución de confort térmico y la ventilación del edificio?

    1. Hola Jakeline.
      Ante todo, decir que lo que sé del edificio es porque me he documentado para poder hacer el post, pero que seguro que hay gente que sabe muchísimo más que yo y que podría contestar a tu pregunta de una manera más precisa. De todos modos, voy a ello.
      Como hemos visto en el post, todos los conductos de ventilación, tanto los que traen el aire renovado como los que se llevan el viciado, se encuentran en fachada. A partir de aquí, si te fijas en las fotos de los forjados interiores, verás que queda un espacio entre la losa superior y la retícula inferior que contiene las luminarias. Es ésta la zona por donde pasan las instalaciones.
      Para conseguir que cada planta tenga unas condiciones adecuadas de climatización, el aire renovado se impulsa desde un suelo técnico situado sobre la losa, de unos 30cm, en cada una de las plantas. Este aire, una vez ya esta viciado, se recoje por los cajones de la retícula que contienen las enormes luminarias circulares.
      Espero haberte ayudado Jakeline. Un saludo!

Deja un comentario