CASA-ESTUDIO WRIGHT. El nacimiento de un mito en Chicago

wright-home-studio-skylight-caratula

Frank Lloyd Wright |

Chicago, USA [1889/1898]


“Si puedes hacerlo en Nueva York, puedes hacerlo en cualquier lugar”
 cantaba Frank Sinatra ya a finales de los años 70. Pues bien, aunque sabía que conseguir mi sueño en la gran manzana no sería fácil [ver Terminal TWA], no fue esa la razón por la que todo empezó en otro lugar.

Nueva York siempre había sido mi objetivo principal, pero el primer destino para mi aventura no pudo ser otro que Chicagola meca de la arquitectura moderna. No sólo es la ciudad con un estilo arquitectónico propio [Escuela de Chicago], sino que también fue el hogar de uno de los arquitectos más importantes y mediáticos de la historia, Frank Lloyd Wright.


wright-home-studio-dining-room-skylight


Durante los tres meses que pude pasar en esta fascinante ciudad, fueron muchos edificios de Wright los que pude visitar. De entre ellos, no he podido resistirme a empezar por su Casa-Estudio en Oak Park, ya que aunque no sea una de sus obras más famosas, fue donde se gestaron muchas de ellas.


wright-home-studio-draftroom-plans


Todo empezó en 1887, cuando Wright se trasladó a Chicago para trabajar en la importante firma de arquitectos Adler & Sullivan. Dos años después, en 1889, el arquitecto construyó su propia casa en Oak Park, una villa cercana a Chicago.


wright-home-studio-playroom-skylight


Concebida como su residencia junto a su primera esposa y sus seis hijos, en 1898 se acabó convirtiendo también en su estudio de arquitectura. Fue aquí donde Wright desarrolló su arquitectura orgánica hasta su traslado a Europa en 1909, y donde nació el famoso Estilo de la Pradera.


wright-home-studio-studio-hall


Pero antes de adentrarnos en la Casa-Estudio quiero mostraros un poco el entorno, ya que acaba formando parte de la visita. Son muchas las casas que Wright diseñó en Oak Park, así que fue una delicia pasear por el barrio e ir descubriendo estos inconfundibles tesoros.


arthur-heurtley-oak-park-wright
Arthur Heurtley House, Oak Park
frank-thomas-oak-park-wright
Frank Thomas House, Oak Park
nathan-g-moore-oak-park-wright
Nathan G. Moore House, Oak Park
oscar-balch-oak-park-wright
Oscar Balch House, Oak Park

Y al llegar al 951 de Chicago Avenue, precedida de un sencillo jardín, se encuentra la Casa-Estudio de Wright. Lo primero que me llamó la atención fue su marcada geometría de formas limpias y puras, que le confiere a la fachada principal ese aspecto tan peculiar.


wright-home-studio-facade


Una vez en el interior, la Casa-Estudio ya deja entrever los inicios de lo que más tarde sería su arquitectura orgánica, donde la escala humana está presente en todo momento.

Uno de los elementos que me pareció más interesante de la vivienda original fue la chimenea. Ésta crea su propio ambiente dentro del salón, además de generar un divertido trampantojo al situar una ventana justo encima. Sobre la chimenea puede leerse una inscripción, con la cual Wright ya declara la agradable naturaleza del lugar: “Verdad es Vida, buen amigo. Alrededor de las piedras de esta chimenea no se dice ni una mala palabra de ninguna criatura.”


wright-home-studio-fireplace

wright-home-studio-children-room


No fue hasta 1895 cuando se incorporaron los espacios más característicos de la vivienda, ya que ésta se remodeló y surgieron nuevas ampliaciones.

Es el caso del Comedor, donde me fascinó el famoso mobiliario diseñado por Wright. Los elevados respaldos de las sillas construyen un muro imaginario alrededor de la mesa, protegiendo así el ambiente familiar del mundo exterior. Con el interesante lucernario ubicado sobre la mesa se enfatiza aún más el encanto del lugar.


wright-home-studio-dining-room


Otra de las ampliaciones fue la Sala de Juegos para los niños, en donde podría haberme pasado horas tan solo contemplando el espacio. El delicado lucernario en el cielo curvo, las impecables lámparas en los laterales, el curioso mural sobre la chimenea, el balcón como escenario… Todos y cada uno de los elementos por separado cuentan su propia historia, pero no por ello el conjunto deja de estar en perfecta harmonía.


wright-home-studio-playroom

wright-home-studio-winged-victory-of-samothrace


Fue aquí donde me encontré una de las maneras más ingeniosas y divertidas de solucionar un problema de diseño. El piano de cola, ese elemento que Wright consideraba indispensable para una sala donde se daban pequeños conciertos, pero el cual no podía tomar un aspecto protagonista. Por ello lo empotró en una pared y sacó la cola sobre las escaleras situadas justo tras él.

¿Podéis imaginar una solución más funcional? Juzgad vosotros mismos con las fotos que tomé durante mi visita.


wright-home-studio-playroom-piano

wright-home-studio-back-piano


Pero como ya os avanzaba antes, la visita no acaba aquí. Tras algunas desavenencias profesionales, Wright decidió abrir su propio estudio de arquitectura en Oak Park, y para ello la casa volvió a ampliarse por su cara Norte. Aquí se colocó el nuevo porche de entrada, que permitiría la actividad independiente del estudio aun estando conectado a la vivienda familiar.


wright-home-studio-studio-porch


Una vez en el nuevo porche, es imposible no quedar cautivado por las cuatro columnas llenas de simbología que dan paso a la entrada del estudio. Éstas fueron obra de Richard Bock, amigo y colaborador de Wright, quien también se encargó de la mayor parte de esculturas que se encuentran en el exterior de la Casa-Estudio.


wright-home-studio-exterior


Una vez dentro del estudio, empieza el espectáculo de luz natural. Todas las estancias cuentan con cuidados lucernarios o ventanas a gran altura, que permiten la entrada de una agradable luz cenital.

Sentí una extraña emoción al entrar en la Sala de Dibujo, ya que sus mesas, repletas de planos y dibujos, me trasladaron a un día de trabajo más de cien años atrás. Se trata de un espacio octogonal a doble altura, donde una ingeniosa estructura de cadenas soporta la pasarela de madera que rodea toda la estancia principal.


wright-home-studio-draftroom


La Biblioteca fue otra de las salas que me fascinó. Es una pequeña planta octogonal, pero el minucioso diseño interior y la abundante luz natural lo convierten en un maravilloso espacio de estudio.


wright-home-studio-library


A continuación podréis ver el despacho personal de Frank Lloyd Wright, además de un simpático árbol que quedó atrapado en la conexión de la vivienda con el nuevo estudio.


wright-home-studio-wright-office

wright-home-studio-hallway-tree


La familia de Wright se marchó de la vivienda en 1911, y después de sufrir varias modificaciones entró en decadencia en los años 60. No fue hasta 1974 cuando el Fondo Nacional para la Preservación Histórica (NTHP) adquirió el edificio y se inició una restauración de 13 años. Así, se devolvió a la Casa-Estudio su aspecto de 1909, último año en el que toda la familia Wright, incluido el arquitecto, residió en ella.


wright-home-studio-entrance-ariza


En 1976 fue declarada Monumento Histórico Nacional, y aún hoy es The Frank Lloyd Wright Preservation Trust quien se encarga de su conservación y gestión como museo. Esta entidad organiza cada año la Wright Plus Experience, una actividad en las que es posible visitar muchas de las viviendas privadas que Wright diseñó en Chicago y a las que de otro modo no es posible acceder.

Si tenéis la oportunidad de uniros a estas jornadas no lo dudéis. Yo tuve la gran suerte de coincidir con la edición del 2015 durante mi estancia en Chicago, y os puedo asegurar que fue una experiencia inolvidable.


frank-lloyd-wright-trust

Deja un comentario